La Gente y sus Costumbres en Irán

El Irán actual no es ya la Persia de la antigüedad. El hecho de llamarse Irán no solamente obedece al deseo de los persas de reconocer su origen indoeuropeo, sino también al incluir bajo una sola denominación a todos los pueblos que lo componen, continuando las bases de una civilización "universal" sobre aquellas montañas y altiplanicies donde se asentaron los antiguos dominadores aqueménidas.
La historia de este país ha influido notablemente en sus habitantes. Su particular carácter es fruto de una mezcla de civilizaciones, su gran espiritualidad, su vivacidad intelectual, su misticismo, la poesía, la imaginación y las actitudes particulares de este pueblo son el resultado de una rica herencia cultural.
La vida en las ciudades se desarrolla a medio camino entre la modernidad y las tradiciones. Frente a ciudades como Teherán, que representan el Irán de hoy, se encuentran pueblos remotos ligados a los "qanat", excavaciones bajo tierra que suministran agua. Los pueblos, donde el trabajo diario es muy duro se visten de fiesta durante las celebraciones religiosas y con ocasión de los ritos matrimoniales musulmanes. También surgen ciudades en medio de los oasis, como anheladas islas entre los desiertos, las estepas y las desoladas montañas.
Irán conserva un folclore muy rico, gracias a la presencia de diversos grupos étnicos nómadas, que han vivido hasta hoy día en condiciones de total autonomía e independencia: Kurdos y Loríes en el oeste, Baluches en el este y sureste, Turcomanos en el noreste, Bajtiares, que acampan en las montañas entre Isfahán y Juzestán o los Qashqai, en Fars, al sur del país. Cada etnia tiene su "jan" (jefe), y su autoridad religiosa, el "mulla", cuyo ámbito abarca incluso las cuestiones jurídicas. En el sur puede verse el típico castillo de un jan y a su alrededor las tiendas negras de los súbditos, en un espacio salpicado de cabras, bueyes y camellos. La tienda negra es esencial para la vida de los nómadas. Durante el día se pueden ver las alfombras colgadas en la pared que se extenderán para dormir durante la noche.
En la actualidad Irán cuenta con una población aproximada de 60 millones de habitantes de los que el 58 % vive en las ciudades y el resto en pequeñas aldeas.

  • Volver a Irán