La Gente y sus Costumbres en Kenia

Como pueblo, Kenia carece de conciencia nacional. La población se siente más arraigada a su tribu de pertenencia que a ser keniata. Gente positiva y de fácil sonrisa llevan a cabo el lema de “vive y deja vivir”. Los keniatas son a su vez muy sociales y disfrutan yendo en grupo. Esta capacidad de inclusión se extiende a los demás donde cualquier visitante receptivo puede participar en charlas o danzas. Su concepción del tiempo difiere en gran medida a la idea occidental. Para el habitante de Kenia nada se hace con prisa: “Cualquier hora es la hora del chai” (té). No excluye esto su gran preocupación por la educación. La tasa de alfabetización es de un 85% y es frecuente ver a niños uniformados por toda Kenia. Clásicos en sus vestiduras es difícil ver pantalones cortos y camisetas. Normalmente cuidan mucho sus atuendos pareciendo que marchan a una fiesta nupcial.
Uno de los máximos valores de los keniatas es la familia. Resulta frecuente observar como muchos niños viven con sus tíos o abuelos mientras los padres trabajan en la industria turística en Nairobi. No existe el concepto de guarderías, sino que niños de diferentes edades son cuidados por un miembro de la familia. Esta idea de “familia” traspasa a la idea de comunidad. Las calles se llenan de gente en las horas puntas o al atardecer.

Crisol de Culturas
Africanos
A pesar de la fuerte occidentalización de Kenia, la tribu nativa es el principal punto de referencia de cualquier keniata y la diferencia principal entre las diversas tribus estriba en la lengua y sus distintos orígenes:

Akamba
Ocupan la franja que va desde el este

de Nairobi hasta el Parque Nacional de Tsavo. Originariamente vivían al sur y hablaban bantú. Cuando emigraron comenzaron a destacar como mercaderes de marfil, cerveza de miel, armas y ornamentos de hierro. Los británicos los consideraban excelentes guerreros sin embargo las relaciones entre ambos se deterioraron cuando Reino Unido confiscó parte de su ganado y aumentó el número de asentamientos en la región. Ante esta situación los akamba llevaron a cabo manifestaciones pacíficas en Nairobi hasta que los ingleses les devolvieron sus animales.
Su estructura se basa sobre todo en edades. Así los niños se inician en la edad adulta, los padres son considerados “ancianos jóvenes” (mwanake los hombres, mwiitu las mujeres) y se responsabilizan de la limpieza y mantenimiento del pueblo, los ancianos (nthele) son los encargados de organizar las ceremonias funerarias y la administración de la justicia y los ancianos viejos (atumia ma kisuka), encargados de mantener los lugares sagrados.
Se les conoce por sus trabajos en ébano. La tribu está formada por varios grupos, como los kitui, masaku y mumondi.

Asiáticos
Numerosos trabajadores procedentes de Gujarat y Punjab fueron traídos por los británicos como obreros para la construcción del ferrocarril vía Uganda. Los ingleses permitieron que muchos de ellos se quedaran e instalaran sus negocios, dukas (tiendas).
Aunque la oleada anti asiática que tuvo lugar en Uganda no llegó con la misma fuerza, hubo muchas tiendas confiscadas y se les prohibió el comercio en algunas zonas rurales. Esto se debe en parte a la falta de participación de los indios en la independencia y reafirmación de los keniatas. Actualmente no existen grandes problemas entre ambos.

Borana
La hermosa tribu procede del grupo de los oromo, pastores de Etiopía, que emigraron hacia el

sur hasta llegar al norte de Kenia en los primeros años del siglo XX. Hoy día ocupan los alrededores de Marsabit e Isiolo. El ganado comprende cabras, ovejas, vacas y a veces camellos. Mujeres y hombres están designados a tareas completamente separadas: ellas se dedican a los hijos y las labores, y ellos al ganado. Sus gentes son un pueblo nómada algo que se percibe en la importancia de la tradición oral.

El -Molo
Tienen fuertes lazos de unión con los rendille, sus vecinos en las orillas del lago Turkana. La cercanía del lago les hace depender de la fauna que allí habita: pescado, cocodrilos, tortugas y otros animales. Su dieta es excesivamente rica en proteínas y fluor lo que les ha llevado a debilitarse con respecto a otras tribus.

Gabbra
De apariencia árabe habitan el extremo septentrional de Kenia, desde la costa oriental del lago Turkana hasta Etiopía. Durante la esclavitud muchos se convirtieron al Islam, guardando la costumbre de nombrar a un abbra-olla o padre del poblado que se encarga del bienestar moral y físico de la tribu. Las familias están muy unidas. Se practica la poligamia aunque cada vez menos. Actualmente las mujeres están mejor consideradas. Sus vestimentas se asimilan, en cierto modo, a las musulmanas. Los hombres llevan un turbante y túnicas blancas, mientras que las mujeres visten sus kangas, piezas de algodón fino de colores. Los gabbra son conocidos por su valor al optar por la caza de leones, rinocerontes y elefantes.

Gusii
Ocupan la zona que se extiende al este del lago Victoria. De habla bantú llegaron hace 200 años a las altas mesetas de los kisii

huyendo de los luo, masai y kipsigis. A pesar de su resistencia ante el ejército británico, algunos miembros de la tribu fueron reclutados. Viven de la agricultura, la ganadería y de la cerveza de mijo. Las familias están compuestas por un marido, sus mujeres e hijos casados, conformando todos ellos un único grupo. Continúan las ceremonias de iniciación y la figura del curandero (abanyamoringo) goza de una posición privilegiada. Entre las curas que practican se encuentra la trepación.

Kalejin
Los kalejin, procedentes de Sudán, se establecieron en las llanuras occidentales de Kenia hace unos 2.000 años. Esta tribu está formada por los kipsigis, eleyo, marakwet, pokot y tugen. En su mayoría se dedican a la agricultura (excepto los kipisgis), siendo frecuente el cuidado de panales de abejas para comerciar posteriormente con miel y cerveza. Del mismo modo que otras tribus, los kalejin son iniciados y circuncidados. La poligamia era practicada en el pasado y las decisiones son tomadas por el kok, tribunal informal presidido por los ancianos del poblado. Entre las prácticas de sus curanderos está la trepanación (perforación de algún hueso o del cráneo con fines curativos).

Kikuyu
Dentro de los pueblos de habla bantú se hallan los kikuyus que llegaron a este país desde el noreste de África. Son, fundamentalmente, ganaderos y durante mucho tiempo han sido vecinos de los masai. En la actualidad constituyen la tribu más numerosa de Kenia, controlando todos los órganos del poder. Los clanes (mwaki) están formados por familias (nyumba). Anteriormente había personalidades de gran importancia en cada clan: el hechicero, el curandero y el herrero. Las puertas de las casas están orientadas hacia la monte Kenia (Kirinyaga o montaña de la luz), puesto que creen que el dios Ngai reside en la montaña. Practican la circuncisión y la ablación aunque cada vez menos. Entre los subgrupos de los kikuyu están los embu, los ndia y los mbeere.

Luhya
De origen bantú se compone de 17 grupos. Son la segunda tribu más numerosa aunque habitan una pequeña región al oeste del país con centro en el kakamega. Fueron grandes forjadores de cuchillos y herramientas que solían intercambiar con otros grupos. Actualmente se dedican mayoritariamente a la agricultura de sésamo, maíz y cacahuetes. Algunos hacendados menores trabajan también el algodón y la caña de azúcar.
Se caracterizan por ser muy supersticiosos y creen firmemente en la brujería.

Luo
Los luo, del mismo habla, proceden del Valle del Nilo a su paso por Sudán. Cuando llegaron a Kenia se establecieron en la parte occidental, junto al Lago Victoria. Han sabido adaptar la pesca y la agricultura a sus costumbres. Respetan profundamente sus creencias ancestrales. Son además una de las tribus que no practican ni circuncisiones ni ablaciones. Su estructura consiste en un marido con su o esposa o esposas, los hijos varones y las esposas de estos. Las mujeres viven en chozas, separadas de los hombres, junto a sus hijos. Las familias forman parte, a su vez, de los dhoot que a su vez pertenecen a los ogandi, un grupo relacionado geográficamente y dirigido por un ruoth o jefe. La música, junto al fútbol, constituye una de las principales pasiones del pueblo luo. Hay numerosos instrumentos fabricados con calabazas y cuerdas de tripa o alambre.

Masai
Entre los pueblos de habla nilótica hallará a los masai, la tribu más significativa de href='Viajar-a-Kenia_30_1163_474_es.html' alt='Viajar a Kenia' title='Viajar a Kenia' >Kenia y originaria de Sudán. Esta tribu valiente y orgullosa ha decidido mantenerse ajena al modo de vida occidental y, aún en la actualidad, vive del pastoreo de sus rebaños de vacas en la zona sur del país. Los masai apenas comen carne aunque para ingerir sus vitaminas toman la sangre de sus reses, que sacan del animal, perforando mínimamente una vena (para no producir su muerte), la mezclan con la leche que ordeñan, batiéndola en calabazas. Otro de los alimentos es el mursik (leche fermentada con orina de vaca y cenizas) que se ha demostrado es bueno para el colesterol. Esta tribu, respetada por todos, no cultiva la tierra y no la considera como una propiedad. Aman la libertad por encima de todo y cuenta la leyenda que si se mete a un masai en la cárcel se muere de pena y dolor ese mismo día porque no concibe que vaya a salir dentro de algún tiempo. Los niños al cumplir los catorce años se convierten en el-moran (guerreros) y tras la circuncisión parten por ocho años con un pequeño redil para volver al poblado, pasado ese tiempo, y casarse. Los morans se tiñen el pelo de color rojizo con grasa y pigmento ocre. Desgraciadamente sigue practicándose la ablación de la mujer. Las mujeres visten con enormes collares de cuentas y los hombres van ataviados con la típica Shuka o manta masai de cuadros rojos y un palo terminado en una bola. En los últimos años algunos masai han pasado a dedicarse a la industria turística.

Meru
Los meru, estrechamente emparentados con los kikuyus, se incorporaron al ritmo de vida moderno hacia los años 70. Los akamba, procedentes del sur de África, son ganaderos y excelentes comerciantes, mientras que los gussi, asentados en la zona montañosa al este del Lago Victoria, son bastante numerosos y sienten un especial respeto por su “abanya marigo” (curandero) que, además de realizar las tareas propias de su rango, está capacitado para trepanar el cerebro de los miembros de su tribu para evitar molestias o dolores de importancia. La justicia es administrada por un grupo de ancianos de la tribu (njuuri), junto con el mogwe y hechicero, que practica ejecuciones como la de hacer beber al acusado una cerveza envenenada. Los recién nacidos son presentados al monte Kenia escupiendo sobre ellos. Los meru gozan de unas excelentes tierras para el cultivo. Otros subgrupos son: los chuka, los igembe, los igoji, los tharaka, los muthambi, los tigania y los imenti.

Pokot
Por idioma forman parte de los kalejin pero difieren en su dieta a base de carne complementada con sangre, leche y miel. Resultan interesantes los tocados de arcilla y plumas con que adornan los guerreros su pelo o los adornos planos de aluminio en forma de hoja para la nariz y los clavos en el labio inferior. Los ritos de la circuncisión y la ablación se siguen practicando. Pastores y agricultores tienen una fuerte tradición artesanal con objetos realizados en metal o cerámica, además de tabaqueras de calabaza o cuerno.

Rendille
Ubicados en el desierto de Kaisut, al nordeste de Kenia, este pueblo está fuertemente unido a los samburu de cuyos camellos dependen para las necesidades diarias de alimento como leche, vestido, comercio y transporte. Aunque la administración colonial consideró a esta tribu molesta por su negativa a pagar impuestos o la rebelión contra la esclavitud conforma un núcleo familiar muy distinto. Las parejas son monógamas y las madres gozan de un papel importante y los hijos mayores heredan las riquezas familiares. Consideran deshonesto negar un préstamo, por ello incluso los pobres poseen algunos animales. Las mujeres van ataviadas con muchos collares de cuenta y los hombres lucen un peculiar peinado con forma de visera y en color ocre.

Samburu
Habitantes del norte del monte Kenia, los samburu están emparentados con los masai. Sus guerreros adornan su pelo con una pasta ocre en forma de visera para protegerse del sol, al igual que los rendille. Las diferencias entre hombres y mujeres son muy notadas. A las niñas se les practica la ablación cuando contraen matrimonio a la edad de 16 años. Una vez casadas abandonan el clan con lo que su rol social va en disminución. Se caracterizan por llevar collares de cuentas bastante similares que los de los masai. Las familias habitan chozas hechas de ramas, barro y estiércol cercadas por una valla de espinos. En las noches guardan el ganado en el interior del perímetro.

Somali
Pueblo de tradición nómada y de lengua cusita habita en los áridos desiertos del nordeste de Kenia, inaccesibles para los habitantes. Su constitución es alta y delgada y la genealogía así como el clan tienen gran importancia para ellos. La tradición y la poesía son rasgos característicos en su cultura. La mayoría son musulmanes pero con una visión particular, además defienden que su procedencia originaria es la Península Arábiga (pero las pruebas lingüísticas e históricas lo desmienten).

Swahili
Su lengua procede de la evolución de la lengua bantú entre árabes, persas y portugueses. Etimológicamente, “swahili” deriva del árabe “sawihil” que significa costa.
El pueblo swahili nació como resultado de los matrimonios entre árabes y persas con esclavos africanos a partir del siglo VII, aunque posteriormente se transformaron en explotadores esclavistas. Son musulmanes pero su versión del Islam es bastante más liberal que la de Oriente Medio. Los bajun, los siyu, los pate, los mvita, los fundi, los shela, los ozi, los vumba y los amu son otras tribus pertenecientes a los swahili.

Turkana
Habitan las zonas desérticas del noroeste de Kenia. Originariamente proceden de Karamojong, en el nordeste de Uganda. Son considerados excelentes guerreros aunque actualmente su economía se basa en el pequeño cultivo y en la pesca del lago Turkana. Los hombres cubren parte de su cuerpo con barro pintado de azul y decoran su vestimenta con plumas de avestruz y otras aves. Van muy tapados, a pesar de las altas temperaturas, con sus tradicionales mantas de lana de cuadros rojos. Las mujeres visten según su posición de esposas o madres. Durante la ceremonia del matrimonio el novio secuestra a la novia. La cultura del tatuaje está muy extendida. Así un hombre se tatua los hombros cuando mata a un enemigo, el derecho si es a un hombre y, el izquierdo si es a una mujer. Las cicatrices debajo del estómago significan que el hechicero ha intentado expulsar los malos espíritus. Han abandonado voluntariamente la circuncisión.

  • Volver a Kenia
  • Kenya

    Kenya:

    Kenya representa el destino ideal para realizar un safari. Las singulares características de su territorio ofrecen al viajero un abanico de ecosistemas en donde poder disfrutar de casi todas las especies animales representativas de África. Desde las zonas semidesérticas de Samburu, pasando por los fríos bosques tropicales de Aberdare, los impresionantes lagos alcalinos y dulces de la Gran Falla del Rift hasta las inmensas sabanas de Masai Mara,; sin olvidar los espectaculares amaneceres con el Monte Kilimanjaro en Amboseli y las cristalinas aguas del Índico con sus playas de arena blanca en sus costas. Kenya se encuentra situada en el este de África, en las costas del Índico. Limita al norte con Sudán y Etiopía, al noreste con Somalia, al oeste con Uganda, al sur con Tanzania y .....Mas

    id : 967 -: Lunes, 2/Junio/2014: 1:56:13 - Kenia :


    • Cruceros Fluviales
    • Viajes de Luna de Miel
    • Grandes Viajes