Parques y Reservas Naturales San Sebastián (Donostia)

San Sebastián nació en medio de la naturaleza Salvaje del Cantábrico, y los tranquilos y verdes montes que le rodean. La naturaleza siempre condicionó a los donostierras, dándoles un carácter tranquilo.

Monte Igeldo
El Monte Igeldo, es un lugar tranquilo, barrio con pocos habitantes donde la naturaleza es todavía la protagonista. Es uno de los puntos más emblemáticos y conocidos de la localidad. Su punto más alto tiene casi doscientos metros de altura, allí es donde se encuentran el hotel y el Parque de Atracciones. Pequeñas sendas, caminos y carreteras vecinales, dicurren por él. Su mirador, es uno de los mejores de la ciudad, con unas vistas increíbles sobre la bahía. Es un parque natural de más de seis mil kilómetros cuadrados, situada muy cerca del pueblo de Orio, pero sin dejar de ser parte del casco urbano. Para subir abrá pocas maneras mejores que el funicular, que cruza a través de la naturaleza hasta llegar al punto más alto.

Río Urumea
Nace entre las localidades dee Zubieta, Escurra y Leitza, en Navarra, y viene a morir aquí, a San Sebastián. Río que marcó al hombre, pues la ciudad creció a su lado, siguiendo su tranquilo discurrir, pero también sufrió influencia, con los siete puentes que le cruzan antes de llegar a la desembocadura del Cantábrico, cargado de historias de Goizueta, Hernani y las huertas de Astigarraga, localidades que atraviesa antes de llegar a su destino. Bello río, paraje natural en medio de la ciudad, agua, condición indispensable para la vida del hombre.

Monte Urgull
En esta zona verde la ciudad, se encuentran varias atracciones, la bella estatua del un monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Posee también un parque dónde se halla el histórico castillo de Santa Cruz de

la mota y donde se está instalando un Museo de Armas.

  • Volver a San Sebastián (Donostia)