Parques y Reservas Naturales Santander

Parque de la Naturaleza Cabárceno
Tel. 942-56-37-36
Este parque, situado muy cerquita de la capital, es un proyecto de recuperación de fauna y flora comenzado desde los años ´90. Y es que las minas de las Sierras de Cabarga, estuvieron en funcionamiento desde la época romana, hasta 1989, cuando se cerró la última mina. Probablemente ya hubo explotaciones anteriores, se descubrió un caldero de cobre conocido como el "Caldero de Cabárceno", que data de la Época del Bronce, podría tener casi tres mil años de antigüedad.
El parque pretende ser una mezcla de zoo moderno, en el sentido de que los animales se encuentran en su hábitat natural, y están sueltos, se trata de recuperar, en su mayoría, especies autóctonas, y otra parte histórica alrededor de las minas de hierro.
Entre los animales que se pueden observar, están los camellos, canguros, llamas, dromedarios, asnos, tigres, avestruces, cabras, jiragas, hipopótamos enanos, elefanes africanos, cisnes, ocas, gansos, patos, orix adaz, elands, cobos peche, búfalos, renos, bisontes, lobos, anílope cobos, leones, hienas, osos, pelícanos, ocas, cisnes, rinocerontes, jabalíes, ciervas, gamos, nilgos, corzas, muflones, monos y caballos.
Dentro del recinto, está la oficina del visitante, los edificios conocidos como "Cuarentena" y "Talva Mineral", la escuela de pesca (se permite la pesca de truchas) y el Reptarium, aparte de una cafetería y un restaurante. El parque se puede recorrer en coche, mientras que se respete el recorrido señalizado, aunque hay rutas especiales para hacer senderismo. Depende de la Diputación Regional de Cantabria y se entra por Obregon.

Santander está rodeado de parques naturales, al hablar de los más cercanos, encontramos el Faro del Cabo Mayor, situado en el centro mismo de la ciuda, ofrece unos bellos acantilados y unas praderas espectaculares. La misma Bahía de Santander, aúna el

desarrollo humano con la riqueza de sus aguas, tanto en fauna como en flora. El Parque del Macizo Peña Cabarga, situado al sur de la ciudad, muestra una espectacular naturaleza a seiscientos metros de altura. El Parque Natural de las Dunas de Liencres, es un sistema de dunas espectacular, entre el mar y la rivera del río Pas. Al norte de la Bahía, se alza el Monte Buciero, una gran mole de rocasa recubierta deencianr atlántico, que le da un aspecto de fortaleza infranqueable. Las Marismas de Santoña, Noja, Victoria y Joyel, constituyen una reserva natural para las aves, rodean la Bahía de Sandoña.

  • Volver a Santander