Situación y geografía de Sicilia

GEOGRAFÍA
Sicilia se encuentra en el centro del Mediterráneo, siendo la isla más grande de esta cuenca, con 25.460 kilómetros. Alrededor de ella se halla una serie de islas menores: al norte las islas Eólidas y Ustica; al oeste las islas Egates, al sur las islas Pelagias y Pantelleria, con un total de 25.708 kilómetros. Su litoral, prevalentemente rocoso al norte y arenoso al sur, se extiende a lo largo de 1.000 kilómetros.
El paisaje siciliano presenta un carácter montañoso, con la única excepción de la llanura próxima a Catania. El macizo más importante es el Etna, un volcán activo de 3.300 metros de altitud situado en la zona oriental de Sicilia que se erige como el más grande de Europa.
A lo largo de la costa del norte se encuentra, de oriente a occidente, una parte de la Cordillera de los Peloritani, de los Nebrodi y de los Madonie, cuyas cimas se levantan hasta los 2.000 metros.
La Cordillera de los Madonie se transforma, en la zona oeste del río Torto, en unas formaciones irregulares calcáreas, aisladas o en grupos, que dominan suaves colinas redondas.
Al este, entre Mesina y el Etna, continúa la cordillera de los Peloritani. Más al sur, siempre en la parte oriental de la isla, se sucede toda una secuencia de altas mesetas compuestas de lava, toba, y sobretodo caliza, profundamente cortada por angosturas que han formado las aguas que escurren de ella. El centro de Sicilia, por último, es montañoso. Se trata de la llamada Meseta Sulfurosa, cuya altitud varía entre los 500 y los 700 metros.

EL CLIMA
El clima es sin duda mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos breves y suaves. La máxima temperatura se registra en julio y en agosto, alcanzando una temperatura media de 26 grados y una mínima de entre 10 y 14 grados entre diciembre y febrero. La temperatura del agua varía entre los 16 grados

en invierno y los 27 grados en verano.

HISTORIA CRONOLÓGICA DE SICILIA
Prehistoria. 35000-5000 a.C.
Paleolítico superior. Los sicilianos vivían de la caza y de la recolección de frutos silvestres. Los dibujos en las cuevas de Monte Pelegrino y Levanzo atestiguan este período.
1900-1800 a.C. (aprox.)
Grupos de poblaciones indoeuropeas se asentaron en Sicilia, se fundieron con los indígenas y dieron vida a la época del Bronce.

1400 a.C.
Se encontraron huellas de la cultura egeocretense. Llegan a Sicilia los Elimos, fundadores de Erice y Segesta, y los Sículos. Estos últimos introdujeron en Sicilia el uso del caballo y del cobre, difundieron la agricultura y el culto a los muertos.

1200-1000 a.C.
Comienza la Edad del Hierro. Entre los siglos XI y X se asentaron en Sicilia los Fenicios, que fundaron Solunto, Mozia y Palermo.

Los Griegos-753 a.C.
Cuando los colonizadores griegos fundaron Naxos, Sicilia entró en la historia del Mediterráneo griego. Durante los años siguientes floreció una gran cantidad de colonias: Siracusa (734 a.C.); Catania (729 a.C.); Gela (689 a.C.); Selinunte (650 a.C.); Agrigento (582 a.C.). Las colinias se desarrolaron hasta transformarse en auténticas ciudades, ricas y repletas de monumentos.
Hacia el año 485 a.C. Gelone, tirano de Gela, conquistó Siracusa, que en los años posteriores se transformará en una de las principales ciudades del Mediterráneo.

405-367 a.C.
Dionisio I El Viejo llegó al cúlmen de su poder en Siracusa, después de hacerse elegir como tirano de la ciudad. Junto al rey de Persia fue el más grande príncipe de su tiempo debido al esplendor de su corte y a la potencia de su ejército, capaz de dominar a los Cartagineses, con los que se disputaban el dominio de Sicilia.

316-289 a.C.
Agatocles, tirano de Siracusa, fue el primer soberano después de la muerte de Dionisio, capaz de hacerle sombra a su tan ilustre predecesor, resistiendo a los Cartagineses y devolvieno a Siracusa a sus antiguos esplendores. Después de la muerte de Agatocles, Siracusa

vuelve a encontrarse bajo el poder de gobernantes sin autoridad hasta la subida al trono de Lerone II, hacia el año 276 a.C., un rey pacífico pero valiente, que se alió con Roma, una potencia itálica recién constituida.

Los Romanos-264 a.C.
Los Mamertinos, pueblo itálico que había ocupado Mesina, sintiéndose amenazados por los Cartagineses, llamaron en su ayuda a los Romanos, quienes, apoyados en Sicilia por Lerone II, desataron contra Cartago la Primera Guerra Púnica. Al final de este enfrentamiento toda Sicilia -excepto la aliada Siracusa- se convirtió en provincia romana sobre el año 241 a.C.

219-212 a.C. Segunda Guerra Púnica.
Los Romanos también conquistraon y sometieron a Siracusa. La historia de Sicilia bajo la dominación romana no cuenta con muchos hechos destacados, excepto las rebeliones de los esclavos entre el año 135 y 101 a.C. Es una provincia tranquila, que destaca sobretodo por su producción agrícola.

Los Bárbaros-440 d.C.
Genserico, rey de los Vándalos, desembracó en Lilibeo (hoy Marsala) y saqueó Sicilia. Después de una serie de incursiones ocasionales en los años posteriores, en el 468 d.C. se originó una verdadera dominación que duró hasta el 476 d.C. Con la caída del Impero Romano de Occidente, Sicilia fue otorgada a Odoacre, que más tarde drá el poder a los Visigodos de Teodorico.

Los Bizantinos-535 d.C.
La voluntad de Lustiniano, emperador de Oriente, era recomponer la unidad del Imperio, por lo que envió a Sicilia al general Belisario, que rápidamente conquistó la isla y la entregó al emperador. Sicilia permaneció en la esfera oriental durante casi tres siglos, y de ella absorvió muchos aspectos sociales y culturales.
Los Árabes-827 d.C.
Los Árabes desembarcaron en Mazara, dando origen a la campaña de conquista de la isla que finalizará pasados 100 años, y que marcará una profunda transformación en la vida cultural y social de Siciliam, la cual se encontrará sumida

en el mundo musulmán después de siglos de cristianismo. La capital siciliana es Palermo, una espléndida metrópolis de marca islámica.

Los Normandos-1060 d.C.
Dirigidos por Roberto Guiscard y por Roger de Altavilla, los Normandos comenzaron la reconquista de Sicilia a la cristiandad con la bendición del Papa. Su proyecto culminó apenas pasados 31 años. Los descendientes de Roger de Altavilla serán los reyes de Sicilia hasta 1194 d.C., y dejarán el recuerdo de un reino próspero y pacífico, crisol de los pueblos más diversos, aunque perfectamente integrados entre sí. Será sobretodo Roger II, hijo del anterior, quien le dará el empuje vital a ese reino a través de una sabia acción administrativa que concernía a todas las etnias. La capital es aún Palermo, gran ciudad repleta de jardines y palacios.

Los Suabios-1194 d.C.
Con la coronación de Enrique VI de Hohenstaufen como reuy de Sicilia, el trono pasa a la fmilia alemana de los Suabios.
Al morir éste, heredará el título su hijo Federico II (coronado en 1208), uno de los más grandes monarcas de la Edad Media. En su corte palermitana florecieron las artes, la ciencia y la literatura, tanto que la primera escuela poética italiana saldrá a la luz justo entre las paredes del Palacio de los Normandos.

Los Angevinos-1270 d.C.
La muerte de Federico II desató cruentas luchas por su sucesión. El Papa, que desde tiempo atrás estaba en lucha con los Suabios, coronó arbitrariamente como rey a Carlos de Anjou, y con el ejército de éste, intervino para ejercer sus derechos y se enfrentaron los herederos directos de Federico: su hijo ilegítimo Manfredo y su nieto Conradino. Al resultar vencedor sobre ambos Carlos de Anjou, éste tomó posesión del trono y, trasladada la capital a Nápoles, dio origen a un gobierno de opresión, mal tolerado por los Sicilianos.

Los Aragoneses-1282 d.C. Revolución de las Vísperas.
Esta rebelión que estalló en Palermo llevó a la definitiva expulsión de los Franceses de Sicilia. El trono de la isla pasó a Pedro de Aragón, yerno de Manfredo.

Los Españoles-1734 d.C.
Con la Batalla de Bitonto, entre el ejército borbónico y el austríaco, Sicilia volvió a entrar en la órbita espaloa. Carlos I de Borbón, hijo del rey de España, fue coronado rey de Sicilia en 1735. Los Borbones gobernaron la isla durante 125 años.

El Reino de Italia-1860 d.C.
Tras el mandato de Garibaldi, Sicilia fue unida al reino de Italia. Desde entonces la isla siguió las fortunas del recién nacido Reino.

La Autonomía- 1946.
Finalizada la Segunda Guerra Mundial, Sicillia se convirtió en Región Autónoma en el ámbito de la nueva República Italiana. Tiene un Parlamento propio desde 1947 y cuenta con una población de casi 5.000.000 de habitantes.





  • Volver a Sicilia
  • Cefalú

    Cefalú:

    Cefalú es una antigua ciudad y un municipio italiano de la provincia de Palermo, en Sicilia, de 13.777 habitantes. Esta situado en la siciliana septentrional, a unos 70 km de Palermo, a los pies de un promontorio rocoso. Es uno de los mayores centros balnearios de toda la provincia; a pesar de sus dimensiones, cada año atrae a millones de turistas, sicilianos e italianos en general. En la época estival la población llega a duplicarse. Tiene termas romanas, una catedral antigua, maravillosas playas y constituye una ciudad tranquila llena de historia. Puerto pesquero y sede de un obispado .....Mas

    id : 575 -: Lunes, 2/Junio/2014: 1:56:13 - Sicila :


    • Cruceros Fluviales
    • Viajes de Luna de Miel
    • Grandes Viajes