Japón está formado por cuatro islas grandes de las cuales la principal es Honshu y más de 4.000 islas pequeñas que se encuentran en el Océano Pacífico, en Asia. Su tamaño aproximado es como Alemania y Suiza.

Para visitar el Japón no hace falta visado.

La diferencia horaria entre Japón y España es de menos 8 horas.

Las islas en parte son montañosas, tienen volcanes y valles escarpados y también llanuras en las costas. El Monte Fuji es símbolo del Japón, una de sus montañas sagradas y la más alta.

La capital de Japón es Tokio que con aproximadamente 12 millones de habitantes es la ciudad más poblada del país aunque el resto también lo están ya que la mayoría de los habitantes del país, unos 127 millones, viven en ellas.

El clima es normalmente templado pero con diferencias entre el norte y el sur puesto que hay unos 3000 kms entre ellos, así que antes de viajar debemos informarnos bien del que hace en los lugares que vamos a ir.

La primavera va de marzo a mayo y comienza con la floración de los melocotoneros y de los cerezos; el país se cubre de flores color de rosa.

La fiesta llamada “hanami” de las más importantes de Japón, se celebra en honor de la floración de los cerezos cuya flor, llamada sakura, es otro de los símbolos del país. Estos árboles son de una variedad que no da cerezas y sólo se cultivan por sus flores.

Hanami es una fiesta donde los familiares, amigos y compañeros de trabajo se reúnen en los parques o en cualquier lugar donde haya cerezos para pasar el día y parte de la noche; esos días disfrutan además de la compañía y la comida que se llevan y comen sobre un mantel en el suelo debajo de los cerezos, de fiestas, conciertos y espectáculos.

Los lugares más frecuentados en Tokio son el parque de Shinjuku, el parque de Ueno, el parque Sumida que está a orillas del río y el de Chidorigafuchi, cerca del Palacio Imperial, donde se pueden alquilar barcas para navegar por los canales admirando los cerezos.

El verano va de junio a agosto y comienza con la temporada de lluvias que dura aproximadamente unas tres semanas. El clima es cálido y húmedo, tiempo de ir a la playa y de disfrutar de fiestas y atracciones. El color predominante es el verde de los arrozales y del bambú.

Principalmente en julio y agosto se celebran los “hanabi taikai” , (formada por los caracteres "flor" y "fuego") espectáculos pirotécnicos que se realizan en todo el país, tanto en la ciudad como en el campo. Es otra de sus fiestas características con actividades que van parejas a las de los fuegos artificiales . Esta fiesta empezó a realizarse en el siglo VIII, en la época Nara.

La ropa en verano es fresca pero cuidado porque hay lugares donde tienen el aire acondicionado muy fuerte, así que es conveniente llevar alguna chaqueta fina.

El otoño , de septiembre a noviembre, puede ser lluvioso por las lluvias que ocasionan los tifones que pasan por allí. La temperatura es buena, alrededor de los 15º y los parques están muy coloridos con las hojas de los árboles, destacando el rojo de los arces y el amarillo de los ginkgos, y una gran cantidad de crisantemos de diferentes colores.

El invierno es de diciembre a febrero; en el norte y el centro es la época para practicar deportes de nieve, en el sur y las llanuras de la costa del Pacífico es seco y soleado y no suele haber temperaturas bajo cero aunque hay que llevar ropa de abrigo, como el invierno en España.

El idioma oficial es el japonés y los jóvenes suelen hablar inglés. Si vas a viajar a Japón y te da miedo no entenderte con los lugareños, su Oficina Nacional de Turismo edita un "Pequeño manual práctico para el viajero a Japón" donde incluye muchas frases de común utilización en japonés y que podrás enseñar a la persona con la que te quieres comunicar para que te entienda.

Los japoneses desde la antigüedad son de religión sintoísta, es decir, rinden culto a los antepasados y la armonía con la naturaleza pero en el siglo VI llegó de Asia el budismo, conviviendo ahora las dos religiones.

Gracias a ello podemos ver templos budistas, algunos de los cuales tienen casi mil años, unos muy sencillos, otros con tejados de oro, y majestuosos santuarios sintoístas donde se respira tranquilidad, además de imágenes de Buda y jardines de estilo típico japonés.

La comida japonesa se ha implantado en todo el mundo y muchos de sus platos ya nos son habituales aunque en Japón se pueden disfrutar de muchos más ya que cada región tiene una gran variedad de los suyos.

Los lugares para comer la comida típica y a unos buenos precios (considerando que el nivel de vida en Japón par es más alto que el nuestro), se encuentran cerca de las estaciones de tren y del metro y también en los grandes almacenes.

Para evitar problemas de idioma muchos tienen la carta con fotos de los diferentes platos y también pueden tenerlos en plástico o cera.

Algunos de los platos más famosos son el sushi, la tempura, el sukiyaki y el sashimi.

El sushi es una pequeña loncha de pescado o marisco crudo, colocado sobre una bola de arroz sazonado con vinagre; suele hacerse con atún, gambas o calamares.

Tempura son gambas, pescado o verduras rebozados en una masa hecha con huevo, harina de trigo y agua, y fritos.

El sukiyaki es carne de ternera cortada en rodajas finas y verduras picadas, tofu y fideos; se cocina en la mesa directamente.

El sashimi es lonchas de pescado crudo que se come con salsa de soja.

En cuanto a las bebidas típìcas, las más importantes son el té, cuya ceremonia es todo un ritual que viene de tiempos pasados, y como alcohólica el “sake” que aún es más antiguo aunque no se sabe a ciencia cierta de cuándo viene; hay varias teorías, una que es de más de 4000 años antes de Cristo y otra que es del s.III.

El sake es arroz fermentado con agua y se puede tomar frío o caliente. Hay en todo el país lugares, como bares, para tomarlo y según de la zona tiene sabores diferentes según el tipo de arroz, el agua y la forma de fermentarlo.

Una cosa importante a tener en cuenta es que en Japón no se admiten propinas .
De compras en Japón

Como todos sabemos, Japón destaca por sus productos electrónicos y allí se pueden encontrar las últimas novedades y a buenos precios. Hay barrios especializados en ellos como son Akihabara en Tokyo y Nippombashi en Osaka y también Shinjuku e Ikebukuro enfocados más a las cámaras de fotos y video y equipos de música.

Además de esto podemos comprar recuerdos típicos como muñecas, abanicos, artículos de artesanía hechos con bambú, telas de seda, kimonos, lámparas de papel, etc.

Es posible encontrar toda clase de artículos a precio de mayorista en las zonas donde se encuentran las tiendas al por mayor. También hay buenos precios en los centros comerciales subterráneos y en las Discount store (tienda de descuento) que se encuentran cerca o dentro de las estaciones ferroviarias de las ciudades más importantes. Estas últimas también están en barrios comerciales.

Otros lugares para comprar o simplemente para pasear disfrutando del ambiente, son los mercadillos (Nomi-no-ichi) . Normalmente se llevan a cabo dentro del recinto de los santuarios y de los templos y en ellos puedes encontrar toda clase de artículos, desde los más baratos, ropa, muebles, y artículos de segunda mano, hasta antigüedades muy caras. Tienen un horario muy amplio pues abren por la mañana temprano y cierran casi a la noche. Los más famosos de Tokyo son el Togo-no-Mori, en el santuario Togo, a tres minutos andando desde la estación Harajuku de JR) que se realiza el primer, cuarto y quinto domingo de cada mes (excepto el quinto domingo de diciembre) y el de Aoyama Oval Plaza Aozora Kotto-Ichi que está en la Plaza Oval de Aoyama, a un minuto andando de la estación de metro Omote-sando), y que se lleva a cabo el tercer sábado de cada mes.

En la ciudad de Kyoto están el Kitano Temmangu Nomi-no-ichi, en el santuario Kitano Temmangu, a 30 minutos en autobús de la estación Kyoto de JR, que se celebra el día 25 de cada mes, y el Kyoto Toji Garakuta-ichi y el Kobo-ichi que se realizan en la puerta sur del templo Toji de Kyoto , a 15 minutos andando de la estación Kyoto de JR); el primero se celebra el primer domingo de cada mes y el segundo los días 21.

Vida nocturna

Son muchos los lugares donde se puede salir por la noche a cenar, tomar una copa, discotecas o clubs, sin olvidar ir a los típicos karaokes tan populares entre los japoneses. En Tokyo hay varias zonas, Ginza, Akasaka, y Shibuya (para gente joven); la más frecuentada por los extranjeros es la de Roppongi, y las más populares son Kabukicho y Shinjuku.

Los Izakaya son pubs al estilo japonés donde se venden bebidas alcohólicas y también pequeños platos para picar; están abiertos hasta la madrugada.