Australia, el país-continente, ofrece al turista bellezas naturales, una flora y fauna únicas, modernas ciudades y la amabilidad de su gente, deseosa de mostrar a todo el mundo este deslumbrante país.
El caso de Australia es digno de ser tenido en cuenta: de haber sido en sus comienzos "la cárcel de Inglaterra", supo aprovechar sus recursos mineros y explotar la ganadería bovina hasta convertirse hoy —con un aporte de inmigrantes de los países del Sureste Asiático ("Sudeste Asiático") que lo han transformado en un país oriental— en "el mejor país del mundo para vivir".
Es una nación ubicada en el hemisferio sur, que ocupa casi toda la parte continental de Oceanía, el continente más pequeño del mundo, además de varias islas en los océanos Pacífico, Índico y Antártico.
Entre las principales islas caben destacar
* Islas Ashmore y Cartier
* Isla Barrow
* Islas Christmas
* Islas Cocos o Islas Keeling
* Islas Heard y McDonald
* Isla Norfolk
* Isla Macquarie
* Isla de Lord Howe
* Isla de Lord Howe
Los países cercanos a Australia incluyen Indonesia, Timor Oriental y Papúa Nueva Guinea al norte, las Islas Salomón, Vanuatu y la dependencia francesa de Nueva Caledonia al noreste, y Nueva Zelanda al sureste. Australia es el sexto país más grande del mundo y el más grande de Oceanía.
Australia está dividida en seis estados, dos territorios continentales y otros territorios menores. La Gran Barrera de Coral, el arrecife de coral más extenso del mundo, se encuentra a una corta distancia de la costa noreste y se extiende por más de 2.000 kilómetros. El monolito más grande del mundo, Mount Augustus, está localizado en Australia Occidental. Con 2.228 m de altitud, el monte Kosciuszko en la Cordillera Divisoria es la montaña más alta de Australia continental; sin embargo, el Mawson Peak en el remoto territorio australiano de las Islas Heard y McDonald es aún más alto con 2.745 metros.
Una enorme parte del país es desértica o semiárida. Australia es el país habitado más seco y llano, y el que menos suelos fértiles posee.
El clima está muy influido por sistemas de baja presión tropicales estacionales que producen ciclones en la región septentrional, y por las corrientes marinas, incluyendo el fenómeno oceánico-atmosférico de El Niño, que se correlaciona con sequías periódicas.
La nación se encuentra en tercer lugar en el Índice de Desarrollo Humano llevado a cabo en 2005 por las Naciones Unidas, siendo superada sólo por Noruega e Islandia; ocupa el sexto puesto en el índice de calidad de vida.